El cementerio municipal incorpora 120 nichos y 72 osarios columbarios de nueva creación gracias al proyecto de ampliación y mejora de esta instalación llevado a cabo en la última legislatura por parte de la Concejalía de Urbanismo.

La actuación se ha desarrollado en dos fases: una primera en 2013, con 80 nuevos nichos; y una segunda intervención en 2014, con la creación de 40 nichos y otros 72 osarios columbarios.

Se suma a la intervención de embellecimiento llevada a cabo en 2013 por el equipo de gobierno, con la incorporación en el camposanto de dos esculturas de la Virgen, gracias a la donación de las mismas por parte de Fermín Criado, propietario de Funeraria Armilla. Las estatuas, que representan a La Milagrosa y a la Virgen de Fátima, se sitúan en la entrada del cementerio y en un camino lateral, respectivamente.