Más de una treintena de personas asistieron el pasado viernes 23 de mayo a una charla sobre malos tratos organizada por la Oficina Municipal de Información y Atención a la Mujer de Ogíjares. Bajo el título ‘Sensibilización en violencia de género’, el jefe de la Unidad de Violencia de Género de la Subdelegación del Gobierno en Granada, Emilio Castellano, explicó a los asistentes la cobertura que proporciona la legislación vigente en esta materia, los recursos con los que cuentan las víctimas de maltrato y las conductas que suponen una agresión hacia las mujeres.

En este sentido, Castellano aclaró durante la conferencia que la violencia género incluye desde un pellizco hasta el asesinato, sin olvidar las agresiones psicólogicas que suponen comportamientos como control permanente, coacciones, exigencia de obediencia o desaprobación, y los efectos en la víctima de este delito, como depresión, negación aislamiento familiar, trastornos del sueño… “El proceso de la violencia de género transcurre por lo que se denomina la espiral del abuso, que pasa por las fases de tensión, incidente, reconciliación y calma, de forma ascendente en intensidad y gravedad”, comentó el experto, quien destacó la importancia de detectar estos primeros signos para evitar el maltrato.

Asimismo, la charla también incidió en las redes sociales como una nueva forma de practicar violencia en la mujer y los proyectos legislativos de reforma penal que se están acometiendo en este tipo de delitos; las herramientas existentes en la actualidad para frenar el maltrato, como el teléfono 016, el servicio Atenpro o las órdenes de protección; la respuesta institucional que genera una denuncia; y los derechos de las víctimas.

Por su parte, la psicóloga del Ayuntamiento de Ogíjares, Yolanda Hijano, despidió la conferencia resaltando la importancia de detectar los síntomas de violencia de género, no sólo a nivel personal, sino también en relación con los familiares, amigos, vecinos y seres cercanos como primera reacción para prevenir y evitar el maltrato hacia las mujeres.