La asociación de personas con discapacidad Ogíjares Integra ofrece desde 2008 servicios de asesoramiento, formación y actividades lúdicas y de convivencia

En el año 2008, una decena de vecinos se unieron para fundar Ogíjares Integra. Seis años más tarde, en 2014, esta asociación de personas con discapacidad del municipio cuenta ya con alrededor de un centenar de socios, entre miembros numerarios, colaboradores y voluntarios. Un crecimiento basado en la filosofía de la entidad, patente incluso en el nombre de la institución: “Cuando constituimos Ogíjares Integra teníamos claro que queríamos una asociación distinta, no sólo formada por personas con discapacidad, sino abierta a todos los vecinos, instituciones y empresas, a toda la sociedad, como única vía para conseguir nuestro objetivo principal, que es la integración”, explica la presidenta, Conchi Gallego. De hecho, en la actualidad, la institución cuenta entre sus filas con ciudadanos particulares, instituciones, empresas patrocinadoras y discapacitados físicos, psíquicos y sensoriales.

Junto a este propósito final, la asociación ofrece a sus usuarios servicios de información, orientación y asesoramiento en todos los trámites administrativos (ayudas, subvenciones, reconocimiento y revisión del grado de discapacidad, empleo…) y trabaja en la difusión de la problemática que sufre este colectivo y en la promoción de la participación de la ciudadanía. En este sentido, Ogíjares Integra atiende los requerimientos en su sede, ubicada en la actualidad en un local cedido por el Ayuntamiento del municipio en el edificio de la calle Padre Vidagort (en horario de 11 a 13 horas, lunes, miércoles y viernes), y, a lo largo de su trayectoria, ha ofrecido cursos formativos para sus miembros, viajes y jornadas de convivencia para socios y no socios e incluso reparte regalos junto a los Reyes Magos en Navidad.

Su labor sigue creciendo año tras año y para la próxima temporada 2014/2015, la directiva de Ogíjares Integra anuncia nuevas iniciativas, como la puesta en marcha de un taller de teatro, la continuación de las jornadas de fisioterapia y una visita al Museo Pablo Picasso de Málaga. Además, la asociación también está buscando fondos para poner en marcha un gimnasio en el que poder desarrollar labores de rehabilitación y centra gran parte de sus esfuerzos en mejorar la inserción laboral de las personas con discapacidad. “El tema del empleo es la principal lacra que padece este colectivo, sobre todo para las personas que son jóvenes y que no tienen un grado alto de discapacidad. Todavía hay marginación en este aspecto, aunque nosotros seguimos luchando contra ello”, asegura el secretario de Ogíjares Integra, Miguel Ángel Martín, quien también reclama más ayudas de las instituciones públicas.

A la sociedad, en cambio, le piden participación, de cualquier tipo. “Si tienes discapacidad, asóciate y si no colabora”, recoge su eslogan. Los particulares pueden ser socios de Ogíjares Integra por 20 euros al año y las empresas también pueden ayudar a la entidad con aportes económicos o descuentos para los miembros. Para más información sobre la asociación y sus actividades, se puede consultar el blog de la misma.