Saltear al contenido principal
Menú
Quejío Nipón En La Peña Eva Yerbabuena

Quejío nipón en la peña Eva Yerbabuena

El escenario de la peña flamenca Eva Yerbabuena de Ogíjares fue testigo de que el duende y el quejío no son exclusivos de una etnia, un país o una cultura. El artífice de esta ruptura de estereotipos fue ‘Taka’ Takamitsu Ishizuka, un cantaor japonés que comenzó su afición por el flamenco como autodidacta durante su juventud para después mudarse a Jerez de la Frontera, donde perfeccionó su técnica.

Taka de Tokyo no defraudó al numeroso público que acudió a la peña Eva Yerbabuena de Ogíjares, llamados por la peculiaridad del cantaor y las buenas críticas recibidas, en uno de los únicos tres conciertos que el nipón va a celebrar en Andalucía. Cantó por malagueñas, soleá y granaínas; se atrevió con la guitarra acompañándose en unas bulerías con letra propia dedicada a sus hijos; y ejecutó unos tangos compuestos por él mismo sobre el tsunami que sufrió su país. Y a pesar de tener la voz ‘tocada’, Taka no defraudó.

Volver arriba