Home Actualidad Formación y Empleo Media docena de ogijareñas aprenden a buscar empleo

El taller ‘La mujer y el empleo’, impartido por la Asociación de Mujeres Politólogas, aporta recursos al colectivo femenino para acceder al mercado laboral 

 

Bernardino fue a una entrevista de trabajo y le preguntaron si era Señor o Señorito, le insinuaron que la empresa no quería más hombres de su edad, porque ya tenían varios con baja por paternidad, y le informaron de que el salario no era muy alto pero que le bastaría para sus caprichos. Esta situación es cuanto menos curiosa. Y lo es porque se trata de un hombre, porque en el caso de las mujeres es habitual este tipo de comentarios.

Con este ejercicio práctico, Beatriz Carvajal, de la Asociación de Mujeres Politólogas de Granada, puso de manifiesto las dificultades añadidas que padece el colectivo femenino a la hora de buscar un empleo como consecuencia de la desigualdad de género y la segregación. Éste fue el punto de partida del taller ‘La mujer y el empleo: recursos sociolaborales’ celebrado el pasado miércoles 12 de noviembre en Ogíjares y organizado por el Centro Municipal de Información a la Mujer, dentro del programa ‘Granada es provincia’ de la Diputación de Granada.

En el taller, al que asistieron media docena de mujeres de la localidad, no sólo se habló de la situación laboral femenina, con obstáculos como la desigualdad salarial, el llamado techo de cristal, el acoso, la temporalidad o la economía sumergida, sino que también se mostraron pautas, recursos y mecanismos para superar estas barreras y encontrar trabajo.

Así, Carvajal destacó la importancia de la búsqueda activa de trabajo. No basta con estar inscrita en el INEM y el SAE, sino que hay que ampliar el campo de acción, con una advertencia: “Cuando nos preguntan de qué queremos trabajar no debemos contestar que en lo que sea. Tenemos que tener claro qué nos gusta y en qué tenemos formación y qué sabemos hacer”. En este sentido, la experta incidió en la necesidad de usar internet hoy día para encontrar trabajo, inscribiéndose en las webs de empleo y revisando las ofertas con asiduidad; puso de relieve la importancia de la formación en un ámbito concreto para lograr especialización; y analizó distintos recursos públicos donde encontrar ayuda en la inserción en el mercado laboral, como las oficinas de asesoramiento, las ayudas públicas a la contratación o los programas para colectivos más sensibles al desempleo.

Durante el taller, las participantes también aprendieron el concepto de corresponsabilidad, un paso más respecto a la conciliación, donde el reparto de las tareas y responsabilidades domésticas son asumidas por todos los miembros de la familia de forma igualitaria y no sólo se trate de medidas para que la mujer pueda compatibilizar tareas domésticas y trabajo. “Debemos acabar con los ciclos circulares de las mujeres, en los que una vez que terminan el trabajo en la oficina pasan a trabajar en la casa, mientras que los hombres, cuando terminan su jornada laboral, pueden disfrutar de su tiempo libre”, explicó Carvajal.