Saltear al contenido principal
Menú
Matías Fernández Recopila La Historia De Ogíjares Contada Por Sus Vecinos En ‘La Luz De La Memoria’

Matías Fernández recopila la Historia de Ogíjares contada por sus vecinos en ‘La luz de la memoria’

“No he pretendido hacer un libro de Historia, sino un libro de historias”. Con estas palabras, definió Matías Fernández Salmerón su primera novela La luz de la memoria, una obra en la que se narra la evolución de Ogíjares a lo largo del siglo XX con un niño -Manuel- como hilo conductor y con unos treinta mayores del municipio como fuente de documentación. Ayer la presentó ante sus vecinos en la Biblioteca Municipal María Lejárraga, junto a la responsable de la misma, Mercedes Plata, y la representante de la editorial Tleo Teresa González.

Tras conseguir el primer premio del Concurso de narrativa Villa de Ogíjares 2008 con el libro de relatos El rincón de los sueños, Fernández Salmerón, nacido en 1965 en Berja (Almería), se aventuró a recopilar la historia de la localidad en la que trabaja como profesor del Taller de Informática del Área del Mayor del Ayuntamiento. Así, durante seis meses, el titulado en Informática por la Universidad de Granada se reunió cada viernes con aquellas personas mayores del municipio que quisieron colaborar en este trabajo. “Me sentí como el nieto de estos abuelos, escuchando ensimismado lo que me contaban”, explicó Fernández Salmerón, aunque también reconoció que durante el proceso de creación de La luz de la memoria sufrió momentos de desánimo. Finalmente, la novela recoge la esencia del pueblo, de cualquier pueblo de la zona, donde sus tradiciones, paisajes, profesiones, culturas, acontecimientos e ideas quedan plasmados en el papel.

p4010280

Recopiló durante este tiempo una ingente cantidad de información y aunque el escritor considera que los mayores participantes “son los verdaderos artífices y creadores de esta historia, por compartir la luz de su memoria”, ha sido Fernández Salmerón el que ha ido amasando hasta conseguir esta novela, dedicada a todos ellos, a los que están y los que ya se han ido, y también a los que le han apoyado durante el trabajo.

No obstante, La luz de la memoria va es más que una ventana desde donde asomarse a la Historia de Ogíjares y a las historias de sus vecinos; tiene un mensaje implícito entre sus páginas que su autor quiso desvelar. “Ya no tenemos tiempo para escuchar a los mayores, ni nos dejamos aconsejar. O son una carga o se les cargan los niños, pero hay que sentarse al lado de esos mayores como el niño que fuimos y dejarnos abrazar por esos recuerdos”, aconsejó Fernández Salmerón para finalizar la presentación de su obra, que estuve seguida de una extensa firma de libros.

Volver arriba