Saltear al contenido principal
Menú
Más De 1.700 Pañoletas Y Un Himno Ganador En Ogíjares

Más de 1.700 pañoletas y un himno ganador en Ogíjares

Cuenta la leyenda que un soldado americano, en plena Segunda Guerra Mundial, cayó herido en territorio enemigo. Un soldado japonés lo encontró y le apuntó directamente al corazón. El americano, en un último esfuerzo, realizó el saludo scout y desfalleció, pero al despertar encontró a su rival curándole las heridas. El japonés también fue scout en su juventud y por eso fue incapaz de matar a un hermano.

 Esta historia, interpretada por el grupo San José 508 de Sevilla y extrapolada a una tribu africana, es la base del tema ganador del XX Festival de la canción scout de Andalucía, celebrado en Ogíjares. Anawasalimuni lily ya (‘Saluda con la flor de lis’ en swahili) es el nombre de este himno scout, que representará a los andaluces en el certamen nacional que se celebrará en 2012 en Aragón. Las decenas de jóvenes ataviados con disfraces africanos cerraron con su actuación una intensa gala musical en la que se dieron cita en el Parque de San Sebastián de Ogíjares 35 grupos scouts, es decir, más de 1.700 pañoletas de toda la región, desde Huelva hasta Almería, junto a padres, curiosos y las autoridades del escultismo.

Pero hubo más reconocimientos. La Mejor Interpretación se quedó en Granada, en el grupo Poseidón 304 y su canción El increíble pero vierto viaje del yo al nosotros; el grupo Lucus Solis 394 de Sanlúcar la Mayor se alzó con el premio a la Mejor Puesta en Escena con el tema Quiero ser inmortal, donde unos duendes vuelven a dar la vida a varias personas gracias a las donaciones de un accidentado; la temática scout fue galardonada con la Mejor Letra a través del tema 30 años del grupo Estrella de la Ruta 531 de Cádiz; y el también gaditano grupo 278 María Auxiliadora se llevó el premio a la Mejor Música con un pegadizo y animado Canto. Como sorpresa, la directiva de Scout Andalucía entregó los Pañuelos de Honor de la comunidad a Jesús Luque, ex presidente regional, y a Diego Cobos, coordinador de Educación Scout, por su entrega y dedicación al movimiento escultista y el grupo Matalascañas de Huelva consiguió, tras mucho animar, el premio a la Mejor Animación.

p4020357Aunque estos fueron los cinco galardonados de los once grupos que compitieron oficialmente en el vigésimo Festival de la canción scout -dedicado este año al agua- todos los asistentes, los 1.700 scouts, se llevaron un buen recuerdo del evento, que fue retransmitido en directo por internet, a través de la web www.scoutsdeandalucia.org/festival. Finalmente, el largo viaje que algunos grupos recorrieron para llegar a Ogíjares valió la pena y desde primera hora de la mañana el goteo de scouts a la zona de acampada de la Jutiliana -donde se encontraban los jóvenes que participaron el viernes en el XXXVI Festival de la canción scout de Granada- fue constante, aunque la disciplina y educación de los niños permitió que la presencia de esta marabunta de personas apenas fuera percibida por los vecinos.

 Las mismas sensaciones se percibieron el viernes 1 de abril, cuando el Pabellón Cubierto de Ogíjares acogió la XXXVI edición del Festival de canción scout de Ogíjares, en la que más de 700 scouts de Granada y Jaén se dieron cita en un evento que se caracterizó por el compañerismo, la diversión y la música. De este modo, de los 9 grupos presentes en el acto, siete agrupaciones de escultismo participaron en el concurso musical, con canciones escritas y compuestas por los propios miembros y aderezadas con disfraces y caracterizaciones de los más singular.

p4010366Entre los temas en concurso se habló de los valores que componen el espíritu scout: de la tierra, de leyendas del origen del universo, de la paz, la amistad y la naturaleza. Pero finalmente, fueron el grupo anfitrión Ilíberis 555 de Ogíjares, con Es lo mejor, Poseidón 304, con El increíble pero cierto viaje del yo al nosotros, y Genil 492, con Bajo las estrellas, los que participaron en el Festival de la canción scout de Andalucía. Pero también hubo menciones especiales para el grupo San Jorge 245, por su interpretación; al grupo San Francisco de Sales 264, por su puesta en escena, caracterizada por un fauno; al grupo Albayzín 524, por la letra y animación de Encendiendo los sentidos; y al grupo Fénix 516 por la música de Canción a Mao West. Eso sí, pese a ser un concurso, todas agrupaciones se animaron entre sí como si se tratara de ellos mismos, haciendo gala del compañerismo que caracteriza al escultismo, sin olvidar en ningún momento la organización de los scouts, que pasaban de las gradas al escenario con una asombrosa eficacia.

 Ya el sábado, a las 13:00 horas, estos cerca de dos millares de personas se desplazaron hasta el Parque de San Sebastián para comer y desarrollar actividades en una jornada de convivencia, marcada por el buen ambiente, la amistad y la diversión. Y tras el festival, los scouts regresaron ordenadamente a la zona del Pabellón Cubierto, donde continuó la competición con la final de Flashmob y una verbena. Por la mañana, castores, lobatos, troperos, escultas, rovers y viejos lobos hicieron las maletas para volver de nuevo a sus provincias, no sin dejar su huella en Ogíjares, ampliando aún más la denominación de Villa de la Música que recibe el municipio.

Volver arriba