bjp_emmdomarzo

La Banda de Jóvenes Promesas de Ogíjares interpretó el 23 de marzo, en la iglesia de Nuestra Señora de la Cabeza (en Lugar Alto), un repertorio de marchas procesionales con el que se quiso poner en valor esas “marchas clásicas, que no responden a ningún tipo de modas, y que han realizado compositores mientras no se encontraban en su tierra”, según explicó José Luis Sánchez, el director invitado que se pondrá al frente del concierto. 

La propuesta de la Banda de Jóvenes Promesas abarca marchas de finales de siglo de XIX, como Pobre Carmen o Quinta Angustias hasta composiciones de la primera década del XX (Desamparo) y de los años 40, como Jesús de las Penas, Tus dolores son mis penas o Sueño eterno. Como pieza sorpresa, José Luis Sánchez estrenará esta noche su obra inédita Lucero del Alba.

El director sevillano se pone, con esta propuesta, al frente de la Banda de Jóvenes Promesas de Ogíjares por primera vez, una experiencia en la que esta teniendo muy buenas sensaciones. “La banda tiene cosas muy interesantes, tanto para los músicos, como para la EMMDO y la BSMO. Consigue que el alumnado no se aburra y se quede estudiando un instrumento, porque en la banda encuentran el fin de la música y se divierten, y también funciona de cantera para la Banda Sinfónica”, ha explicado Sánchez.

 Aunque se trata de la primera vez que el profesor de saxofón de la EMMDO dirige en Granada, ya ejercitó esta faceta profesional durante algunos años en su pueblo, El Saucejo, aunque le ha sorprendido que la Banda de Jóvenes Promesas ha conseguido hacerse con el repertorio de forma aceptable y rápida, “a pesar de que hay gente que lleva menos de un año con el instrumento y que se han buscado obras fáciles”.

 Formado en diversos conservatorios y en numerosos cursillos, Sánchez llegó a Granada por propia elección y desde hace cuatro cursos imparte clases de saxofón en la Escuela Municipal de Música y Danza de Ogíjares. Actualmente sigue formándose y, a sus 37 años, está estudiando el grado de Musicología de la UGR.