Saltear al contenido principal
Menú
El Proyecto De Intercambio De Libros Se Extiende Al Centro Cívico

El proyecto de intercambio de libros se extiende al centro cívico

Sólo hace falta un libro, cualquiera, para abrir las puertas de todo el mundo literario. No tiene que ser ni de brujería, ni de magia, ni de autoayuda, sólo un libro. Ahora bien, esta regla sólo tiene sentido en la Biblioteca Municipal María Lejárraga de Ogíjares, que ha puesto en marcha una iniciativa de intercambio de libros entre sus usuarios y vecinos. Sólo no, porque ahora esta medida se ha extendido también al aula de lectura del Centro Cívico de Loma Linda.

La idea es bien sencilla. En la biblioteca se ha instalado una zona con varias decenas de títulos, desde infantiles hasta de adultos o novelas, que buscan nuevo dueño. Cualquier persona puede acceder al edificio y coger de forma gratuita el libro que más le guste de esta sección con el único requisito de que deje en la estantería, a cambio, otra obra.

 La iniciativa lleva unos meses funcionando y, por el momento, el público se está interesando en ella, según asegura la responsable de la biblioteca María Lejárraga de Ogíjares, María del Carmen Moreno Molina, con varios intercambios realizados. Por eso, la bibliotecaria invita a todos los vecinos de la zona a que participen en este proyecto, llevando libros, para que poco a poco se aumente el catálogo de títulos que reposan, por un tiempo, en la sección.

Ahora, además de intercambiar libros se pueden intercambiar propuestas porque la Biblioteca Municipal ha puesto en marcha un proyecto de sugerencias de títulos por parte de los visitantes. De este modo, cualquier ciudadano que se acerque al edificio de la calle Mártires puede pinchar en un tablón su novela favorita y conocer las sugerencias de sus paisanos, que además pueden encontrar en la propia biblioteca.

Con las iniciativas de intercambio del libros del Patronato Municipal de Cultura se consiguen varios objetivos: la universalización de la literatura, por un lado, el mismo tiempo que se fomenta la lectura entre los ciudadanos, sin necesidad de pasar por la caja de la editorial y ahorrando papel.

Volver arriba