Nace en Ogíjares un proyecto de creación de una cooperativa de bordado en tul con la que generar empleo en el municipio

 

Transformar el arte del bordado en tul de una tradición en declive a un motor económico y generador de empleo en Ogíjares. Éste es el objetivo que persigue Florinda Blanco, una vecina de la localidad que ha visto en el bordado en tul como el vehículo perfecto para que muchas familias puedan encontrar trabajo mediante la creación de una cooperativa con la que se puedan comercializar los bordados.

Charla organizada por Guadalinfo Ogíjares sobre el autoempleo“En Ogíjares siempre nos hemos ganado la vida bordando y ahora, con tanto paro, en lugar de estar mano sobre mano en casa, podemos retomar esta actividad como forma para ganarnos la vida”, explica Florinda, que invita a todos los ciudadanos que estén interesados en esta idea en unirse el proyecto. La iniciativa, según añade su impulsora, permite flexibilidad laboral, puesto que las trabajadoras pueden bordar en casa y cobrar por pieza finalizada, y no sólo está abierta a vecinos diestros con la aguja, sino que también se necesitarán comerciales, webmaster o diseñadores, por ejemplo, para no sólo vender mantillas a pequeña escala, sino ampliar la oferta de productos y mercados, pudiendo exportar a nivel internacional el género.

Para conseguir una base sólida ,  la iniciativa participó en la charla sobre autoempleo, organizada por el centro Guadalinfo de Ogíjares e impartida por la técnico del CADE de La Zubia, Mariló Martos, en la que la experta explicó a las vecinas asistentes las ventajas, requisitos y funcionamiento de una cooperativa, para el caso del proyecto de bordado en tul, y comentó algunos de los programas y servicios desarrollados por la Junta de Andalucía para emprendedores, como el Programa Seniors (donde directivos o trabajadores con experiencia ya jubilados asesoran a otras personas), el Proyecto lunar (dirigido a empresas de base creativo-cultural), la Red de cooperación de emprendedoras (que facilita el contacto entre mujeres empresarias) o el Programa internacional de emprendedores (para fomentar la competitividad de las empresas andaluzas en el extranjero).

Además, la técnico del CADE de La Zubia se comprometió a reunirse con las impulsoras de la cooperativa de bordado en tul y todos aquellos ciudadanos que quieran unirse (como socias o trabajadoras) a la iniciativa en el mes de noviembre para estudiar el caso concreto y empezar a construir la empresa.