Home Sociedad Educación Exhibición canina para prevenir el consumo de drogas

El alumnado del IES Blas Infante participa en una actividad sobre estupefacientes organizada por el Ayuntamiento de Ogíjares y la Unidad Canina de la Policía Local de La Puebla de Cazalla

 

Gonzo e India, dos pastores belgas malinois de la Unidad Canina de la Policía Local de La Puebla de Cazalla (Sevilla), fueron el centro de todas la miradas en la actividad de prevención del consumo de drogas celebrada el martes 17 de febrero en la que participó el alumnado de 2º, 3º y 4º de la ESO del instituto Blas Infante de Ogíjares.

Casi 200 estudiantes asistieron a esta iniciativa, puesta en marcha por el Centro Municipal de Información a la Mujer de Ogíjares y la Policía Local del municipio, con la colaboración de la Policía Local de la localidad sevillana. El acto comenzó con una charla sobre drogas impartida por el subinspector y guía canino de la Jefatura de La Puebla de Cazalla, Francisco Javier Rodríguez, que explicó a los jóvenes qué es el cannabis, qué sustancias se obtienen de él y los problemas que origina el consumo de todos sus derivados tanto a nivel psicológico como físico, con un descenso del rendimiento escolar y la limitación de la posibilidad de adaptación social, entre otros efectos adversos. “La información que tenéis los jóvenes sobre el cannabis es inexacta, basada en tópicos y mitos que tratan de crear una cultura favorable hacia esta droga, pero debéis saber que su consumo resulta altamente perjudicial”, aclaró el subinspector.

Tras la exposición teórica, la actividad continuó con una exhibición canina en la que los asistentes fueron testigos de cómo los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado buscan estupefacientes con la ayuda de los perros. La demostración, que recreó varios de los escenarios más habituales de controles antidroga, dejó clara la fiabilidad del olfato de los dos malinois que participaron: Gonzo e India hallaron las sustancias entre material de construcción, maletas, coches o, incluso, escondida entre las ropas de los voluntarios que se sumaron a la prueba. Entre circuito y circuito, Rodríguez explicó a los alumnos que el adiestramiento de los perros se basa en el juego, desmintiendo la leyenda de que se usa droga para crear síndrome de abstinencia, y aclaró que los perros diferencian perfectamente cuándo están trabajando o cuándo no, de modo que son muy sociables. De hecho, tras la actividad, fueron muchos los jóvenes que se acercaron a saludarlos y se hicieron fotografías con ellos.

Más imágenes de la actividad , pinchando en este enlace.