Saltear al contenido principal
Menú
El Ayuntamiento Triplica Los Aparcamientos En La Carretera De Gójar

El Ayuntamiento triplica los aparcamientos en la Carretera de Gójar

El Ayuntamiento de Ogíjares, a través de la Concejalía de Movilidad y Tráfico, ha llevado a cabo una reestructuración del tramo de la Carretera de Gójar-Dílar, desde la rotonda de la intersección con la calle Real Baja hasta el desvío hacia el instituto, con la que se ha conseguido triplicar el número de aparcamientos de la zona, “favoreciendo con ello tanto a los comerciantes como a los clientes de estos establecimientos y residentes del barrio”, según explica el concejal del área, José Ramón Roldán Plata.

La modificación ha consistido en eliminar dos de los cuatro carriles del tramo (uno dirección Gójar y otro dirección Granada) e instalar sobre los mismos 82 aparcamientos en batería, 25 en línea, 2 de munisválidos y otras dos zonas de carga y descarga. No obstante, para adoptar esta medida, la Concejalía de Movilidad ha contado con un informe emitido por la Jefatura de la Policía Local en el que se descarta que la reducción de carriles en este tramo vaya a afectar a la fluidez del tráfico en este punto del municipio. “El tramo de la carretera afectado por la reestructuración tenía doble carril, pero tanto en su inicio como en el final de este segmento la circulación se limita a un solo carril por sentido, de modo que la reducción de vías en esta pequeña zona no tiene por qué dificultar la circulación, más si tenemos en cuenta que hasta ahora la doble fila prácticamente dejaba sin uso el segundo carril”, explica Roldán Plata, que añade que la Concejalía de Movilidad seguirá pendiente en los próximos meses de la evolución del tráfico en este punto.

Además, la iniciativa de aumentar los aparcamientos de este tramo responde a una petición popular presentada en mayo de 2012 por medio centenar de comercios y empresas de la Carretera de Gójar-Dílar, en la que solicitaban una reforma de la zona de estacionamiento para favorecer el aparcamiento de los clientes, evitando así el problema de doble fila que sufría la calle. Incluso, ante la falta de presupuesto municipal para acometer este proyecto, el grupo de comerciantes ha aportado parte del coste total del repintado de los aparcamientos.

Volver arriba