Home Cultura Actualidad cultural

Foto de familia de la toma de posesión

Gustavo García será el responsable del nuevo servicio

 

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Ogíjares ha celebrado el acto de toma de posesión del cargo de director del Museo Etnográfico Molina-Ramos del municipio, puesto que recae en Gustavo García, trabajador municipal, vecino de Ogíjares e historiador, después del proceso de presentación de candidaturas abierto entre el personal del Consistorio.

“Hoy se da el primer paso para la apertura del Museo Etnográfico, con el cual, todos los vecinos de Ogíjares vamos a poder descubrir, recordar y reconocer el Ogíjares que fuimos para así tener clara la meta del Ogíjares que queremos y tenemos que construir”, expresó García, quien se mostró orgulloso y agradecido por su nombramiento y compartió su compromiso para estar a la altura de la generosidad de los donantes, de las esperanzas depositadas en él por el equipo de gobierno y de las expectativas del resto de ogijareños.

“Gustavo es la mejor persona que puede dirigir el museo”, aseguró el alcalde de Ogíjares, Francisco Plata, durante el acto, en el que también quiso agradecer a los vecinos Domingo Molina y Mª Carmen Ramos la donación de miles de artículos al centro, que ha permitido la puesta en marcha del nuevo servicio; y el trabajo y esfuerzo de Salvador Camacho, encargado de la catalogación, organización y montaje de todo el museo.

“Tanto Mª Carmen como yo estamos muy contentos por el interés mostrado por el alcalde y el Ayuntamiento que él preside, desde el momento en que decidimos hacer donación de nuestro museo al pueblo, por encontrar y adaptar el lugar más apropiado para el emplazamiento del mismo y nos alegra sobremanera el hecho de que el nombramiento del director del museo haya recaído en la persona más ideal y competente para ocupar el cargo”, comentó, por su parte, Molina.

Ubicado en los bajos del Ayuntamiento, en la calle Boabdil, el Museo Etnográfico Molina-Ramos es una apuesta del equipo de gobierno por recuperar la historia más cotidiana del municipio y las costumbres y tradiciones del municipio.  Los objetos, ordenados por temáticas, proceden de la colección privada de Domingo Molina y Mª Carmen Ramos, y abordan temáticas como la cestería, herramientas de trabajo, labranza, costura, manualidades, caza, matanza o aparatos electrónicos, entre otros. El recorrido incluye una recreación de una cocina antigua, una escuela y un dormitorio, en los que se pueden encontrar objetos tan llamativos como un calentador de camas o un brasero de ascuas.

No obstante, el director de museo incidió en su intención de que el Museo Etnográfico sea un organismo vivo, que siga creciendo, y por ello invitó al resto de vecinos a que realicen aportaciones que sirvan para asentar la memoria de un municipio con más de 2000 años de historia.

0 534
Obras en la EMMDO

La escuela también adquiere instrumentos para los alumnos más pequeños

 

El Patronato Municipal de Cultura ha desarrollado recientemente una actuación de mejora de la sede de la Escuela Municipal de Música y Danza de Ogíjares con un coste de 6.500 euros.

Entre los trabajos realizados, se ha separado mediante un tabique e insonorizado el aula adyacente al salón de actos, mientras que en el aula 16 se ha completado el suelo de tarima flotante y se ha separado e insonorizado, creando un nuevo espacio. También se ha habilitado el pasillo de esta zona como vestuario,  con cerramiento mediante puerta, y se ha construido un almacén en la parte final del mismo.

Asimismo, la EMMDO ha adquirido material por valor de 1.500 euros para la formación del alumnado infantil. Se trata de instrumentos de pequeña percusión, trompetas, trombones y teclados para clases colectivas realizados en plástico, más duradero y menos pesado.

Representantes de la constructora y el alcalde, durante la firma

El edificio tuvo que cerrarse al público a finales de 2013 debido a los graves problemas constructivos detectados

 

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Ogíjares ha llegado a sendos acuerdos transaccionales con el arquitecto redactor del proyecto y director de las obras del edificio de la Biblioteca Municipal María Lejárraga de la calle Mártires y con la empresa contratista de las mismas, que permitirán reparar los daños apreciados en el edificio por valor de 65.470,52 euros y que obligaron a su cierre en diciembre de 2013.

En concreto, el arquitecto redactor y director de la obra se compromete a asumir los gastos de las mejoras necesarias en la sectorización de la iluminación, la climatización, la cubierta, el acristalamiento, la cortina de aire, los conductos fancoil, la estructura y el tratamiento de la madera, alcanzando en conjunto un importe total de 50.634,10 euros, mientras que el Ayuntamiento de Ogíjares será el encargado de adjudicar esta actuación en base a la Ley de Contratos del Sector Público.

Junto a esto, la UTE “Biblioteca María Lejárraga” se hará cargo de los desperfectos en la climatización por valor de 10.223,20 euros, lo que supone el 50% del valor total de la reparación integral del sistema, ya que la responsabilidad en este concepto es compartida a partes iguales entre la empresa y el arquitecto. En este caso, la ejecución de las mejoras será llevada a cabo por Urbana Infraestructuras e Ingeniería.

Con estos acuerdos, firmados el pasado 26 de febrero y cumplidos ya por las partes, el Ayuntamiento de Ogíjares inicia los trabajos para abrir de nuevo al público el edificio de la Biblioteca Municipal María Lejárraga, cuyo servicio se ha prestado durante su cierre provisional en el edificio de usos múltiples de la calle Padre Vidagort.

La biblioteca, cabe recordar, tuvo que clausurarse dos años después de su inauguración –celebrada a finales de la pasada legislatura-, al presentar “una situación de deterioro muy superior al desgaste normal que sería previsible en el escaso tiempo transcurrido”, según recoge el informe técnico elaborado por el arquitecto Miguel Valle. Entre las carencias y defectos detectados por los expertos se encontraron graves defectos constructivos del edificio y el consecuente incumplimiento de las condiciones mínimas de confort de la instalación.

Ogíjares fue el escenario, el pasado 14 de marzo, de la presentación de dos libros de poesía. Prologados por la técnico sociocultural del Ayuntamiento de Ogíjares María José Trujillo e introducidos por el periodista Luis F. Ruiz,  Gustavo García (Ogíjares, 1979) y Antonio Jiménez (Armilla, 1981) compartieron con el público asistente los sentimientos plasmados en Atardeceres de octubre y El mundo gira, respectivamente (de Ediciones Sigusa ambas obras).

¿Qué contienen sus libros? ¿Qué se va a encontrar el lector en el interior?

Antonio Jiménez: En El mundo gira, la temática de los poemas es variada y he tratado de no encasillarme mucho; no me he ceñido a un tema en concreto, sino que hablo sobre amor y desamor, sobre fotografías de juventud, el reflejo de un espejo o naturaleza.

Gustavo García: Mis poemas en Atardeceres de octubre básicamente versan sobre el amor, pero no exclusivamente, sino que lo utilizo como vehículo para viajar por el resto de sentimientos, como soledad, angustias, pasiones…

¿Se estructuran de alguna forma concreta?

G.C.: Atardeceres de octubre está dividido en siete bloques: Amor de padre, dedicado a mi niña; Granada; Amor; Silencio; Octubre, la parte más íntima, con poemas menos explícitos pero que ahondan bastante en mi alma; y un grupo más erótico llamado Pasiones. No obstante, se pueden leer independientemente.

A.J.: En mi caso no existe una estructura determinada. El lector puede abrir el libro y escoger el poema que más le atraiga en cada momento.

¿Cómo comienzan su experiencia en la escritura poética?

A.J.: Llevo escribiendo desde los 19 años; ahora tengo 33. Siempre he usado la poesía como una forma de liberarme, aunque éste es mi primer libro editado.

G.C. Quizá proviene de la necesidad de plasmar sensaciones o sentimientos en algún sitio. Son recopilaciones de poemas escritos desde hace años; de hecho, los más recientes son los de mi hija. Me defino tímido por naturaleza y, a la hora de expresarme en el papel, me desenvuelvo mejor.

¿Y por qué ahora se embarcan en la publicación de los poemarios?

G.C.: Nos conocimos a través de otra persona, que nos presentó a mí como editor y a Antonio como escritor, y hemos tenido unas cuantas conversaciones desde entonces. Los poemas de Antonio, sin duda, merecen un libro y, como teníamos ganas de sacar a la luz nuestro trabajo, aprovechamos la oportunidad para publicar ambos.

A.J.: Sí. Además, teníamos claro que queríamos publicarlos antes de la Feria del Libro de abril para poder estar ahí.

En su caso, Gustavo, ya contaba con otras publicaciones previas, de carácter histórico. ¿Le ha resultado más difícil el tránsito a la poesía?

-Cuando escribo libros de historia me siento en mi campo y me puedo desenvolver con naturalidad, pero en poesía voy con pies de plomo. También ha resultado difícil seleccionar el número de poemas suficientes, que se ha quedado en 49, con un nivel mínimo de calidad.

Antonio, tras esta primera publicación, ¿está trabajando en una segunda? ¿Le veremos por la prosa?

-Estoy escribiendo un libro de fantasía en torno a 1800, en la época de Gustavo Adolfo Bécquer, pero sinceramente va para largo. La poesía, al contrario que para Gustavo, me resulta personalmente más fácil. Para la publicación de El mundo gira contaba con más de 200 poemas, aunque no todos tenían la calidad necesaria y en el libro se pueden leer 43. De todos modos, estoy preparando una segunda recopilación de poemas.

Y usted, Gustavo, ¿para cuándo el salto a la novela?

-Tengo muchas ganas de escribir una novela histórica y tengo muy clara la época en la que la quiero ambientar: a finales del siglo XIX con la I República Española y el asesinato del general Prim de por medio. Sería una novela histórica con tintes negros. Pero está sólo en mi cabeza y no he empezado a escribir.

¿Cuáles son sus influencias o fuentes de inspiración? ¿De dónde beben sus libros?

A.J.: No me gusta ceñirme a nadie, porque al final si intentas copiar a uno u otro autor te encasillas y prefiero tener mi sello de identidad propio, aunque me identifico con la obra de Wilde o Bécquer.

G.G.: Me gusta Machado, Lorca o Miguel Hernández, pero como fuente de inspiración no intento parecerme a nadie. También me inspiran otras cosas, como una adaptación de Enrique Morente de una canción de Leonard Cohen o de un poema de San Juan de la Cruz.

Antonio, ¿cómo define el libro de Gustavo, Atardeceres de octubre?

-Es un libro dedicado a su hija y a su mujer y trata, en gran parte, de ese amor de familia.

¿Y usted Gustavo? ¿Qué significa El mundo gira, de Antonio Jiménez?

-Me he leído varias veces sus poemas y predomina la nostalgia, la tristeza y la angustia, pero en todos se puede llegar a percibir un hálito de esperanza y creo que por eso escribe, para descargar esos sentimientos y dejar paso a la esperanza. También me gustaría añadir que mi libro es eminentemente granadino y la portada es una sutil muestra de ello.

Los autores:

Gustavo García: Licenciado en Historia por la Universidad de Granada y trabajador de la Administración Local, Atardeceres de octubre es su primera incursión en el ámbito de la poesía, tras la publicación de otros títulos de contenido histórico, como Ogíjares 1931-1939 (2011) junto a Víctor R. López, y Cúllar Vega 1931-1939 (2014), inmersiones ambas en los hechos acaecidos en la Vega granadina durante la II República y la Guerra Civil española, así como Historia de La Zubia de José Marín (2013), sobre el patrimonio cultural y costumbrista del municipio.

Antonio Jiménez: Sus inicios en la poesía se remontan más de una década, con su participación en la revista literaria de La Malahá y en recitales en La Tertulia de Granada. Su primera obra fue Sueños poéticos, dentro del concurso de poesía Centro Poético y, tras un parón en su creación literaria, este administrativo de formación ahora presenta El mundo gira, un compendio de los poemas publicados en la revista citada anteriormente.

 

 

 

 

Unos 75 alumnos de 2º de la ESO del Blas Infante participan en las I Jornadas de aproximación a la Administración Local del Consistorio ogijareño

 

Siguiendo el mismo recorrido por el que pasan los documentos que recibe una administración local, alrededor de 75 alumnos de 2º de Secundaria del IES Blas Infante de Ogíjares han podido conocer el funcionamiento y servicios que se desarrollan en el Ayuntamiento del municipio, dentro de las I Jornadas de aproximación a la Administración Local organizadas por el Archivo Municipal de la localidad durante los días 16, 17 y 18 de diciembre, en colaboración con el departamento de Lengua y Literatura del centro educativo.

Los jóvenes han visitado las distintas áreas del Ayuntamiento de Ogíjares, empezando por el Registro Municipal, lugar donde se da recepción a la documentación, y continuando con el Juzgado de Paz, Secretaría, Intervención, Informática, Multas, Cultura, Medio Ambiente, Servicios Sociales, etc. Han sido los propios trabajadores de cada departamento los que han explicado a los alumnos cuáles son las funciones que se desempeñan en su área y los servicios que se prestan a los ciudadanos. El alumnado también ha accedido al despacho de Alcaldía, donde el regidor, Francisco Plata, les ha explicado en qué consiste su día a día.

“Con estas jornadas queremos dar a conocer a los jóvenes la Administración Local, la más cercana a los ciudadanos, que aprendan cuál es su funcionamiento y los servicios ofrecidos y mejorar así la accesibilidad a la institución de los vecinos de Ogíjares”, ha resaltado la coordinadora de la actividad y responsable del Archivo Municipal, Mercedes Plata.

La ruta ha terminado en el punto en el que descansan finalmente los documentos: en el Archivo Municipal. Allí, Plata, ha aclarado cómo se distribuyen los expedientes y la clasificación que se les da a los documentos, según su estado en el proceso o su importancia, y ha insistido en la importancia del depósito como guardián de la memoria histórica ogijareña y testigo de la evolución del pueblo.

0 1019

La asociación Reach-Alcance, en colaboración con el Patronato de Cultura, retoman las iniciativas lingüísticas para el nuevo curso

 

La asociación sin ánimo de lucro Reach-Alcance, en colaboración con el Patronato de Cultura de Ogíjares, inicia un nuevo curso escolar con varias propuestas para aquellos vecinos que deseen practicar y mejorar su inglés de forma gratuita.

Se trata, por un lado, de las clases de conversación en inglés, que comienzan el 14 de octubre por cuarto año consecutivo, dirigidas a ciudadanos mayores de 15 años con un nivel intermedio en la lengua anglosajona. Todos los martes, de 19 a 20:30 horas, los participantes aprenderán expresiones y vocabulario y pondrán en práctica sus conocimientos mediante juegos y dinámicas de grupo desarrolladas por monitores nativos en el local que Reach-Alcance ha habilitado en la calle Real Baja de Ogíjares. Para este grupo, se ha abierto el plazo de inscripción, que podrá realizarse de lunes a viernes, de 11:00 a 13:00 horas, en el Patronato Municipal de Cultura de Ogíjares.

De forma paralela, los jueves de 19:00 a 20:00 horas, se está desarrollando desde mediados de septiembre un club de lectura para mayores de 16 años. En esta tercera edición, el Book Club versará sobre un cuento o relato diferente cada semana, de modo que los alumnos pueden incorporarse en cualquier momento del curso para debatir y compartir impresiones sobre el título en cuestión. Para formar parte de este grupo, los interesados pueden preguntar por la disponibilidad de plazas en la propia sede de la asociación.

También se mantiene los miércoles el Tea Talk, un espacio de convivencia e intercambio cultural e idiomático al que están invitados, sin inscripción ni cita previa, todos los vecinos que quieran pasar un rato divertido con diferentes actividades cada semana (como cocina, juegos de mesa, canciones, pintura…) entre las 20:00 y las 22:00 horas.

Más información en el Patronato Municipal de Cultura de Ogíjares (958 59 79 11/02) y en la sede de la asociación Reach-Alcance de la calle Real Baja.

El campamento de la EMMDO tiene lugar del 15 al 31 de julio 

 

Un viaje por los cinco continentes fue el destino elegido por los 24 menores ogijareños participantes en la escuela de verano ‘Músicas y Danzas del Mundo’, puesta en marcha por primer año por la Escuela Municipal de Música y Danza de Ogíjares y el Patronato de Cultura del Ayuntamiento de la localidad del 15 al 31 de julio con el objetivo de aumentar la oferta de ocio y formación de los menores, ofrecer un espacio vinculado a estas artes también durante la época estival y permitir a los padres trabajadores conciliar la vida familiar y laboral.

Durante casi tres semanas, estos jóvenes de entre 3 a 14 años, divididos en tres grupos de edad, recorrieron el planeta a través de los sonidos característicos de Asia, América, Europa, África y Oceanía y los bailes tradicionales de estas zonas, al tiempo que conocieron las costumbres y cultura de sus habitantes, las banderas de los países o su situación geográfica. Para ello, los seis monitores de la escuela de verano promovieron la participación y convivencia de los menores a través de juegos, dinámicas de grupo y talleres basados en la música y la danza, como actividades de creación de instrumentos, coro, música de cámara, elaboración de disfraces o coreografías, que sirvieron además para la clausura final del campamento, con la puesta en escena por parte de los alumnos de ‘Músicoviaje’, el concierto didáctico de la EMMDO.

Asimismo, ‘Músicas y Danzas del Mundo’ contó con la visita de Shanghai Art Troupe el pasado viernes 25 de julio, un grupo de música y danza tradicional China que participó este año en la programación cultural ‘Los veranos al fresquito’ de Ogíjares, con una primera parada en el centro cívico de Loma Linda. Durante la jornada de convivencia, los ogijareños enseñaron a la comitiva china canciones y juegos populares, sevillanas y flamenco, junto a la actuación del dúo de chelo y danza Chenza, mientras que los visitantes mostraron sus danzas de su folclore y ofrecieron un pequeño recital con instrumentos tradicionales de China.

Se estrena así la primera escuela de verano de la EMMDO con una buena respuesta por parte de la ciudadanía y la previsión de continuar el proyecto en los siguientes años y consolidar ‘Músicas y Danzas del Mundo’ como una alternativa más para las vacaciones escolares de los jóvenes ogijareños.

0 1009

La escuela de verano ha contado este año con 120 alumnos de Primaria y Secundaria y 34 monitores extranjeros

 

El V English Camp de Ogíjares despide su quinta edición con los mejores resultados de su historia. La escuela de verano, organizada por la asociación Global Ventures, en colaboración con el Patronato de Cultura de Ogíjares, ha contado este año con 120 alumnos de Primaria y Secundaria y 34 monitores provenientes de Estados Unidos, Holanda y Reino Unido. “Hemos tenido 40 estudiantes de primero y segundo de la ESO, 25 más que el año pasado cuando incluimos este grupo de edad, y también hemos conseguido superar el número de profesores de las ediciones anteriores”, explicó Chris Irwin, uno de los responsables de la iniciativa, que destacó además la gran respuesta recibida por las familias ogijareñas y granadinas en cuanto a la acogida de los monitores en sus hogares durante el campamento.

Pero el éxito del English Camp se dejó notar desde el inicio, ya que sólo hicieron falta unos días para cubrir el cupo de alumnos inscritos, por lo que esta escuela basada en el aprendizaje del inglés se ha convertido en un referente en Ogíjares y el Área Metropolitana. Durante las dos semanas del campamento, del 30 de junio al 11 de julio (en horario de 9 a 14 horas de lunes a viernes), los menores pudieron perfeccionar el idioma a través de manualidades, juegos y actividades deportivas. “Intentamos que los niños hablen, que se suelten con el inglés y se quiten la vergüenza, no sólo que aprendan palabras; se trata de que conciban el idioma, no sólo como una asignatura que hay que aprobar, sino como una herramienta de comunicación que les sirve en su día a día”, detalló Nelleke, otra de las organizadoras del campamento. Para ello, las jornadas incluyeron ejercicios prácticos, como por ejemplo que los alumnos simularan ir a una tienda para comprar los materiales que necesitaban para realizar otra actividad.

Bajo el título ‘Blast off’ (despegar), el English Camp 2014 organizó una especie de academia espacial en el centro cívico de Loma Linda en la que los alumnos aprendieron el idioma a través de actividades basadas en la astronomía y el espacio exterior con un precio total de 100 euros por niño. Así, un astronauta permitió a los niños conocer las partes del cuerpo y prendas de vestir o la Luna sirvió como escenario para dar a conocer adjetivos.

Junto a este campamento, Global Ventures también ha ofrecido durante el curso escolar clases gratuitas de conversación en inglés y de lectura para adultos, tanto a nivel elemental como intermedio, y ha organizado intercambios lingüíticos y actividades de pintura y literatura en su nueva sede de la calle Real Baja con una gran asistencia de vecinos.

La IV Jornada de Puertas Abiertas del Archivo Municipal de Ogíjares, celebrada el pasado 9 de junio con motivo del Día Internacional de los Archivos, contó con la participación de una decena de personas, que pudieron conocer de primera mano el funcionamiento y contenidos de este servicio.

Con el objetivo de favorecer la difusión de su patrimonio documental entre los vecinos, la iniciativa congregó a varios ciudadanos que pudieron visitar la instalación, comprobar cómo se distribuyen los archivos en la dependencia municipal y ver algunos de los documentos que guarda el Archivo de Ogíjares, como fotografías aéreas del municipio que muestran la evolución de la localidad en las últimas décadas o el texto más antiguo del depósito, que versa sobre la construcción de una cimbra en 1853.

Asimismo, la cuarta edición de la jornada traía como novedad la ampliación de la actividad a los trabajadores municipales. En este sentido, empleados de las áreas de Intervención, Registro, Información o Medio Ambiente, se sumaron a la visita donde la responsable del Archivo Municipal, Mercedes Plata, les explicó en qué consiste el servicio, cómo se debe realizar una transferencia de documentación, cuál es el espacio disponible y qué documentos deben ser catalogados en el servicio. “Estamos muy satisfechos con la acogida de esta cuarta jornada, tanto por los vecinos como por los trabajadores del Ayuntamiento de Ogíjares y esperamos que en los próximos años podamos poco a poco dar a conocer la institución a más gente de estos dos colectivos”, afirmó Plata.

El equipo de gobierno solicita el uso de la guardería municipal de forma provisional para prestar este servicio obligatorio

 

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Ogíjares ha habilitado un espacio en el edificio de la calle Padre Vidagor para ubicar provisionalmente la Biblioteca Municipal María Lejárraga, después de que desde el pasado 20 de diciembre acordara el cierre de la instalación de la calle Mártires debido a los graves defectos constructivos del edificio y el consecuente incumplimiento de las condiciones mínimas de confort de la instalación.

El servicio bibliotecario, que se presta en su nueva ubicación desde el pasado 31 de marzo, tiene una horario de atención al público de 11 a 13 horas y de 16 a 20 horas, de lunes a viernes, e incluye tanto sala de estudio y lectura, con una selección de títulos y obras de referencia, otro espacio con ordenadores, y préstamos de libros, si bien estos últimos son entregados al día siguiente de su solicitud. No obstante, para facilitar el acceso a las obras de los usuarios, la Biblioteca Municipal permite la petición de obras a través del teléfono 958 50 97 97.

 La Biblioteca Municipal María Lejárraga de Ogíjares, finalizada en enero de 2011, presenta, según el informe del arquitecto Miguel Valle Tendero, “una situación de deterioro muy superior al desgaste normal que sería previsible en el escaso tiempo transcurrido”. Entre las carencias y defectos detectados por los técnicos se encuentran problemas de humedades, falta de mecanismos de protección, situación inadecuada de la planta enfriadora y de la bomba de calor, sobretensiones o falta de sectorización de las distintas dependencias, cuya remodelación asciende a casi 462.000 euros, en torno a la mitad del coste de la construcción de la instalación (cerca de 829.000 euros).

Paralelamente a esta solución provisional, el gobierno municipal continúa trabajando para llegar a un acuerdo con la dirección facultativa y la constructora de la biblioteca en el que se aporten soluciones de manera amistosa a los defectos que han motivado el cierre del edificio, y el consecuente traslado del servicio, y sean ejecutados por cuenta del arquitecto y la empresa responsable de las obras.

0 1062

El ciclo del Patronato de Cultura apuesta en los últimos años por incluir espectáculos nacidos en el municipio

 

El recital de canto y piano, a cargo de Carmen García Segura y Pablo Segura Torres, o el concierto del cantautor ogijareño Javier Tejero -todos profesores de la Escuela Municipal de Música y Danza de Ogíjares- son ya actividades imprescindibles del ciclo ‘Los veranos al fresquito’ del Patronato de Cultura del municipio. No obstante, el equipo de gobierno de Ogíjares está trabajando por reforzar, durante la actual legislatura y dentro de la programación cultural del municipio, la presencia de los grandes profesionales de las Artes Escénicas con los que cuenta Ogíjares como Villa de la Música.