Home Cultura Actualidad cultural

Los participantes en el taller de pintura del Centro Cultural de CajaGranada, dirigido por Luz López, exponen sus últimas obras en la Galería Zócalo Arte Torreón de Cotilla en Ogíjares. Bajo el título de ‘Vibraciones’, esta exposición de pintura permanecerá abierta hasta el próximo 16 de junio.

Las artistas que exponen sus obras son: Luz Tapia, Carmen Soto, Carmen Sola, Antonia Sánchez, Pedro Orta, Francisco Morillas, Rosa Gutiérrez, Encarnación González, Asunción Aznar, María Victoria Barrales, Lourdes Coca, José Antonio Guerrero, Purificación Martín, Alicia Martínez, José Antonio Torres, Teresa Vázquez, Patricio González, José Santiago Sánchez, Yolanda Gámez, Milagros Gallo y Luz López.

‘Vibraciones’ se puede disfrutar en Zócalo Arte, galería que abrió sus puertas en el Torreón de Cotilla a finales de febrero, tras el convenio firmado en noviembre del año pasado entre los propietarios y el Ayuntamiento de Ogíjares para convertir parte del edificio en una sala de arte y exposiciones

Haz click para ver la fotografías 

 

Ogíjares disfrutará de un pequeño viaje al pasado con la presencia en la localidad de un gran mercado medieval que hará revivir otra época en mayores y pequeños. Se trata de una actividad organizada por el área de Cultura del Ayuntamiento cachurro y permanecerá abierto durante el fin de semana. En concreto, se instalará en el centro del municipio desde el viernes, a partir de las cinco de la tarde hasta las once de la noche, y el sábado y el domingo, de forma ininterrumpida desde las once de la mañana también hasta las once de la noche.

Este mercado de época, que es uno de los mayores que se instalan en la provincia de Granada, se presenta con más de 40 puestos, entre los que destacan los de artesanWhatsApp-Image-20160530ía, con alfarería, mimbre o cerámica, entre otras especialidades. También son interesantes los dedicados a la gastronomía.

Habrá carrusel de madera, títeres, marionetas, ludoteca medieval, tetería y espacios infantiles, así como espectáculos variados de cetrería, danza del vientre, música medieval y muchas otras sorpresas que rememorarán parte de esta histórica época.

El responsable del área de Cultura del Ayuntamiento de Ogíjares, Estéfano Polo, destaca que “es la primera vez que este mercado medieval llega a nuestro municipio y estamos muy contentos e ilusionados por ello. Esperamos que tenga una gran aceptación no solo entre nuestros ciudadanos, sino también en las localidades vecinas e, incluso, en la capital, dada la cercanía que existe”.

Polo explica que “se trata de una actividad cultural muy atractiva, puesto que nos acerca a otra época, con antiguas tradiciones, algunas de las cuales se están recuperando, como sucede con varios productos artesanales y naturales. También es interesante la música de época, los oficios tradicionales, la animación en la calle y las atracciones infantiles. Por eso estamos tan ilusionados y animamos a nuestros vecinos a participar en el evento”.

El Ayuntamiento de Ogíjares ha celebrado el acto de entrega de premios a los ganadores de la I Ruta de la Tapa, evento celebrado entre el 15 y el 24 de abril en la localidad cachurra, y en el que han participado dieciséis establecimientos que han demostrado el gran nivel gastronómico que atesora el municipio.

El funcionamiento del concurso ha sido fácil. Han votado participantes que, al menos, han consumido ocho de las tapas de las dieciséis que se han presentado. Allí sellaban la casilla correspondiente que acreditaba su presencia en el local. Además, el hecho de haber votado ya les permitía participar en un sorteo de regalos, que también tuvo lugar ayer en el salón de plenos del Ayuntamiento.

Los establecimientos ganadores de la I Ruta de la Tapa han sido:

Primer premio: Los Pinchos

Segundo premio: Cafetería Nueva California

Tercer premio: Bar Los Frutales – Casa Antonio

En cuanto a los premios sorteados entre todos los que votaron en el concurso, los ganadores han sido los siguientes:

  • José García Megías. Un viaje para dos adultos y dos niños a un hotel de cuatro estrellas (a elegir entre varios destinos), por gentileza de Viajes Sueña & Descubre, situada en Carretera Granada (Ogíjares).
  • Gaspar Carlos Ramírez: un spa para dos personas, por Taberna La Manduca.
  • María Lucía Galera Olvera. Una cena a la carta para dos personas, por Bar y Tapas Los Miguelines.
  • Raquel Jiménez Pérez. Una ración de secreto a la parrilla con cerveza, por Café-Bar Los Frutales – Casa Antonio.
    • Andrés Álvarez Marín. Un chocolate con churros para dos personas, por Cafetería La Granmería.
    • Maira Vargas Palomares. Desayuno completo para dos personas, por Cafetería Laredo.
    • Miguel Ángel Pemau Fernández. Una botella de Ribera de Duero (Jaros) y una ración de jamón, por gentileza de Los Pinchos.
    • José Antonio Sánchez Polo. Una cena especial para dos personas, por Restaurante Macarena.
    • Silvia Hernández Pérez. Dos almuerzos con botella de vino por Restaurante El Cafetal.
    • Andrés Álvarez Marín. Una superpizza a elegir, por Pizzería Infinito.
    • Susana Soñora Gómez. Una parrillada de carne para dos personas y botella de Rioja, por La Viña Tapas.
    • María Isabel Ruiz Prados, una cena para dos personas, por Nueva California.
  • Luis Martín Molina, menú casero para dos personas, por Mesón El Cántaro.
    • Santiago Benítez Molina, desayuno para dos personas, por El Pelotazo.

 

El Ayuntamiento felicita a todos los establecimientos ganadores del concurso y a los del sorteo, a los que recuerda que pueden pasar por el Patronato de Cultura a recoger los premios correspondientes en un plazo de 15 días.

Una silla, una guitarra y un sombrero cordobés. Con esta sencilla combinación, el Ayuntamiento de Ogíjares ha erigido un monumento al flamenco en uno de sus lugares más bellos y emblemáticos, Plaza Baja. Lo ha hecho para agradecer a todas las personas que han hecho posible la celebración anual del Festival Nacional de Cante Flamenco, un referente a nivel nacional por su categoría y prestigio.

Este evento, que se disfruta durante el mes de septiembre, ha reunido desde 1980 a figuras consagradas como Camarón de la Isla, El Lebrijano, El Cabrero o José Mercé, entre otros muchos artistas. Y ello ha sido posible gracias a la estrecha colaboración entre el Ayuntamiento de Ogíjares y la peña flamenca ‘Eva Garrido, la Yerbabuena’, con el apoyo de diversas instituciones.

El monumento se ha inaugurado con presencia del alcalde del municipio, Francisco Plata, y el concejal de Cultura, Estéfano Polo, y los representantes de la peña, ante un nutrido grupo de ciudadanos que han valorado de forma positiva este reconocimiento al flamenco en una localidad donde está muy arraigado este arte.

Durante su intervención, Estéfano Polo ha destacado que “se inaugura un monumento que desde la Corporación Municipal hemos dispuesto para homenajear a todas las grandes personas que, en su afán por la cultura, han hecho de Ogíjares cuna del flamenco y de su historia”.

0 792
Taller de aromaterapia

El número de solicitudes para el curso 2015/16 triplica el de la pasada edición

 

El Patronato Municipal de Cultura de Ogíjares ha recibido durante septiembre 188 solicitudes de matrícula para los diferentes talleres propuestos para el curso 2015/16 (frente al medio centenar del pasado curso), una oferta que, además, se ha visto ampliada este año. En concreto, a los grupos de Corte y Confección, Patchwork, Manualidades, Pintura, y Fotografía, se unen nuevas propuestas para mayores de 16 años, como Aromaterapia, Oficios Artesanales, Hazlo tú mismo y un renovado taller de Inglés focalizado en esta edición en la preparación del título B1. Pero también surgen actividades para niños y adultos, como clases de Cómic (a partir de 12 años), Teatro (desde los 4 años en adelante), Magia (a partir de 10 años) y Expresarte (para menores de 6 a 12 años).

“Este curso nos hemos planteado, como reto, la ampliación de la oferta de los talleres de Cultura y estamos muy satisfechos de la respuesta recibida y el trabajo de todo el equipo del Patronato Municipal, así como agradecidos por el respaldo e interés que nos han mostrado los vecinos de Ogíjares”, ha comentado el concejal de Cultura, Juventud, Ocio y Tiempo Libre del municipio, Estéfano Polo.

Por el momento, los talleres de Corte y Confección (con 38 alumnos en los turnos de mañana y tarde), Pintura (con 16 matriculados), Teatro (con 11 inscritos), Fotografía (con 12), Aromaterapia (con otra docena de alumnos) y el demandado Inglés B1 (con más de 70 solicitudes para las 30 plazas disponibles en el horario de mañana y tarde) ya han comenzado las clases, sumando en total 110 alumnos. De hecho, dado el éxito de éste último taller de lengua inglesa, el Patronato de Cultura va a abrir un tercer grupo para nivel A2 con aquellos inscritos que no han superado la prueba de nivel y nuevos interesados, si quedan plazas disponibles.

A la espera de completar el cupo mínimo de alumnos se encuentran los talleres de Manualidades, Magia, Cómic, Oficios Artesanales, Expresarte y Hazlo tú mismo. No obstante, Polo recuerda a los ciudadanos que la inscripción en los talleres de Cultura está abierta a lo largo de todo el año e invita a los ogijareños a que acudan cuanto antes al Patronato Municipal para informarse y matricularse en las clases.

A estas iniciativas, hay que añadir la riqueza formativa que aporta por su parte la Escuela Municipal de Música y Danza de Ogíjares, que también inició las clases en octubre, con talleres para todos los públicos y edades de Lenguaje Musical, Instrumento, Música y Psicomotricidad o Agrupaciones, a nivel musical, y grupos de danza clásica, flamenca, moderna y hip hop, bailes de salón, sevillanas o danza Estírate, en cuanto a baile.

Como novedad, la EMMDO pone en marcha sus talleres de Bienestar, especialmente pensados para embarazadas, bebés, personas con degeneración muscular o articular y mayores que quieran recordar la música y danza de su infancia y juventud. Además, consolida su finalidad didáctica con formación en otros campos relacionados con la música y la danza, a través de talleres multidisplinares, que ahondan en materias como la edición digital de partituras, composición, medios de comunicación, el flamenco, el funcionamiento de la música y apoyo en pruebas preparatorias para la universidad y el conservatorio.

Para más información, se puede contactar con el Patronato Municipal de Cultura en el teléfono 958 10 12 62 o con la EMMDO en el 958 50 96 96.

Antonio Reyes

Antonio Reyes y David Palomar brillaron durante la velada, a la que asistieron alrededor de 1.500 personas

La llovizna con la que arrancó el XXXVI Festival de Cante de Ogíjares no disuadió a los alrededor de 1.500 asistentes que acudieron anoche a una de las veladas flamencas con más tradición de Andalucía. Y su interés fue recompensado con un espectáculo lleno de tonalidades y matices, con diferentes estilos y formas de entender el cante jondo, donde el contagioso ritmo del gaditano David Palomar y el atrayente quejío flamenco de Antonio Reyes levantaron al público, que no se movió del parque San Sebastián hasta pasadas las 3:30 de la madrugada.

Tras la actuación especial de Esperanza Garrido, la joven concursante del programa ‘Se llama copla’, preludio del XXXVI Festival de Cante de Ogíjares, llegó el turno de Marta La niña, encargada de abrir el cartel oficial, con un caña de vivaz compás terminada por soleá, seguida por cantiñas, marianas y bulerías, para rematar con unas seguiriyas con las que motivó y metió en ambiente a los asistentes a la velada, con la ayuda del buen toque de Antonio la Luz. De la alegría de la granadina, al profundo timbre de José Menese, acompañado por Antonio Carrión, que cumplió con las expectativas, con un cante intenso y puro que recorrió el taranto, los tientos, la soleá y unas majestuosas seguiriyas.

A mitad de la velada, llegó el turno del baile de Mari Paz Lucena, con un acompañamiento de altura y un torbellino de fuerza y ritmo que caracterizaron la puesta en escena de la granadina. Pero fueron los diferentes estilos de David Palomar y Antonio Reyes lo que brillaron con más fuerza en el XXXVI Festival de Cante.

David PalomarEl gaditano trajo al parque de San Sebastián el brío y color de su tierra, interpretando alegrías, seguiriyas, soleá, tangos y un garrotín por tangos. De la mano de la magistral guitarra de Rafael Rodríguez, cerró con unas bulerías con las que se animó a bailar y cantar a capela, una entrega que el respetable recompensó en pie al grito de “Otra”. Y volvió para satisfacer al público y despedirse con la elegante gracia que mantuvo en toda su actuación.

Antonio Reyes cerró la velada con un cante flamenco y una voz honda, llena de matices y melismas, ofreciendo un repertorio puro en el que hubo una soleá, unos fastuosos tantos y unas mecidas bulerías, que dieron paso a unos fandangos, cuyas ingeniosas letras y el gusto en el cante de Reyes, acompañado por Diego Amaya, le valieron la ovación del público y un bis con el que salió por la puerta grande.

0 630
Grupo de Arte de Beijing

El grupo Porque Cantamos cierra la programación del Patronato Municipal de Cultura para los meses estivales

 

 Una quincena de actuaciones gratuitas, centenares de asistentes y una gran variedad de propuestas para todos los públicos han formado parte, un año más, de la programación ‘Los veranos al fresquito’ con la que el Patronato Municipal de Cultura de Ogíjares ofrece a los ciudadanos de la localidad y pueblos vecinos alternativas de ocio, distribuidas por diferentes zonas del municipio, durante los meses de julio y agosto.

El grupo Porque Cantamos, con un concierto de canción hispanoamericana, ha sido el encargado de cerrar este año el ciclo de actividades. Aunque esta actuación estaba programada para principios de agosto, la lluvia obligó a que fuera pospuesto, sin por ello disminuir la buena asistencia de público que, de nuevo, registran ‘Los veranos al fresquito’.

PorqueCantamosCon una media de 300 personas por espectáculo, las actividades han contado con los conciertos de Los Salmones y su homenaje a Andrés Calamaro y Los Rodríguez;  el grupo de Rosa Lazar, que ofreció un repertorio de jazz, bossa, funky y rhythm and blues; y el cantautor Javier Tejero, con su propuesta Mi poesía, mi verdad, en la que dio a conocer nuevos temas.

Eso, de Granada, porque ‘Los veranos al fresquito’ también han traído a Ogíjares la música y la danza de la República Popular China, de la mano de los grupos Arte de Beijing y Lin Rui-Heng Xing de Shanghái. En ambos espectáculos, los artistas interpretaron canciones típicas del país oriental, utilizando instrumentos tradicionales, como el erhú o el sanxián, y reprodujeron algunas las danzas folclóricas, adornadas con abanicos y mangas largas.

Los más pequeños también ha tenidos numerosas actividades durante este verano, que han ido de los espectáculos infantiles Magia con mucho cuento y Maoleta y Acerolo en busca de las semillas de la felicidad, de la compañía de teatro Sr. Sapo, hasta el musical Mago de Oz, de En la luna teatro, pasando por Un mundo de ilusiones, del Mago Luis Manuel, sin ovlidar las cuatro sesiones de cine proyectadas en julio y agosto, con Cómo entrenar a tu dragón 2,  Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo, Ocho apellidos vascos y Stand by me Doraemon en cartelera.  

Escuela de Verano EMMDO

La Escuela de Verano de la EMMDO pone fin a quince días de viaje con un espectáculo de clausura

 

Los Phileas Fogg de la Escuela de Verano ‘Músicas y Danzas del Mundo’ vuelven de su viaje alrededor del planeta tras dos semanas visitando diversos países y continentes y sumergiéndose en sus bailes y canciones tradicionales, con el objetivo de ampliar la oferta formativa de la Escuela Municipal de Música y Danza de Ogíjares y facilitar a los menores la continuidad en sus estudios durante el verano de la mano de profesores de la escuela, profesionales de la educación musical y la danza.

La veintena de alumnos participantes en la segunda edición de la escuela de verano, organizada por la EMMDO, se ha acercado al folclore de África, Argentina, Estados Unidos, Italia o China, a través de manualidades, coreografías, canciones, juegos y curiosidades.  

En este último país de Oriente, la expedición ha podido conocer de primera mano la música y danza china, gracias al intercambio cultural celebrado con el Coro Yueli de Cantón los días 12 y 13 de julio en el centro cívico de Loma Linda y promovido por la asociación AICEA, al que asistieron una treintena de invitados, entre padres y miembros de la formación musical china.

Como colofón a la vuelta al planeta, los alumnos de entre 3 y 16 años de la Escuela de Verano ‘Músicas y Danzas del Mundo’ pusieron fin a su aventura con una representación de las canciones y bailes aprendidos durante el viaje, interpretando temas como Si Ma Ma Kaa, Duerme negrito u Oh happy day y ejecutando danzas  como el tango argentino, la tarantela italiana, ritmos africanos o la danza de las mil manos de Kuan Yin de China.

GanadorasCollage

Las alumnas de Flamenco de la escuela ganan los primeros premios Juvenil y Adultos del concurso

 

El alumnado de Flamenco de la Escuela Municipal de Música y Danza de Ogíjares se ha proclamado campeón del I Certamen Coreográfico ‘Al compás de Graná’ en las categorías juvenil y adultos de la modalidad de flamenco con música en directo.

Tras la celebración del concurso en el teatro Medina Elvira de Atarfe el pasado sábado 27 de junio, las alumnas de la profesora Eva Esquivel consiguieron el primer puesto en las dos categorías a las que se presentaba la EMMDO: en jóvenes, de 11 a 17 años, y adultos, a partir de 18 años, obteniendo una entradas para un parque temático en el primer caso y 500 euros de premio para el segundo grupo, además del respectivo trofeo para ambas coreografías. El jurado valoró para ello tanto la dificultad coreográfica, como la técnica y ejecución, la plasticidad y trasmisión, la creatividad, el vestuario, la compenetración y la puesta en escena.

El I Certamen Coreográfico ‘Al compás de Graná’ de baile flamenco, con más de treinta grupos participantes en la fase final provenientes de distintos puntos de toda la provincia, está dirigido a todas las escuelas de baile, tanto públicas como privadas, talleres y asociaciones culturales de Granada con el objetivo de crear un espacio de convivencia entre bailarines de todas las edades. Para ello contaba con modalidad de música enlatada como en directo y tres grupos de edad en cada una: infantil (3 a 10 años), juvenil (11 a 17) y adultos (a partir de 18 años).

V Jornada de Puertas Abiertas

Una docena de vecinos visitan el Archivo Municipal en  la V Jornada de Puertas Abiertas

 

El libro más antiguo del Ayuntamiento de Ogíjares que data de 1853, fotografías aéreas que revelan la evolución del municipio desde 1977 hasta la actualidad, imágenes del antes y después de diversas calles de la localidad, los padrones de 1935 y 1940 o libros de las fiestas desde 1987 son algunos de los tesoros que han podido conocer la docena de vecinos que han participado en la V Jornada de Puertas Abiertas del Archivo Municipal de Ogíjares.

Organizada con motivo del Día Internacional de los Archivos, que se conmemora el 9 de junio, la iniciativa ha permitido realizar una visita guiada a la instalación a lo largo la mañana, donde la responsable de la misma, Mercedes Plata, ha explicado a los ciudadanos la historia, funcionamiento y contenidos del Archivo Municipal de Ogíjares al mismo tiempo que los vecinos han compartido sus recuerdos y conocimientos sobre el pueblo, aportando su granito de arena a la recopilación y custodia de la riqueza histórica del municipio.

Se trata de la quinta edición de esta iniciativa que tiene como objetivo favorecer la difusión del patrimonio documental del municipio entre la ciudadanía y hacer partícipes a los ogijareños de los fines y funciones del organismo.

 

 

 

La hija del lechero

Florinda Blanco Molina presenta su primer libro, una autobiografía novelada que transcurre desde 1942 a 1973 por diversos puntos de España

 

Vital y dinámica, Florinda Blanco acaba de publicar La hija del lechero (Editorial Osuna, 2015), una obra biográfica que recoge el viaje de esta ogijareña desde sus primeros años en el municipio, hasta su formación en colegios apostólicos por el norte de España y su incursión en la enfermería en Barcelona. Sin tapujos, esta divorciada, madre de 2 hijas y abuela de 2 nietos, comparte anécdotas y vivencias propias, reflejo al mismo tiempo de la sociedad de esos años.

– ¿Quién es La hija del lechero? ¿A qué se debe el nombre?

– Yo soy la hija del lechero. Mi nombre viene de que en mi casa teníamos cabras y mi padre llevaba la leche a Granada. Allí, se hizo una foto muy bonita en la plaza Bib-Rambla con sus cántaras y ese porte tan elegante y de persona íntegra, e hice que me la pintaran. Pensé que era la mejor portada para mi libro y el título del mismo.

– Es una autobiografía, pero novelada, ¿no es así? ¿Qué periodo comprende?

– Es más bien mi biografía novelada, que recoge desde 1942 hasta 1973 o 1974, pero todo lo que se dice es verdad. Yo no sé mentir. Los nombres son ficticios, salvo algunas personas que me han dicho que los plasmara.

– ¿Qué es La hija del lechero? ¿Qué se va a encontrar el lector?

– Primero hablo sobre la historia de Ogíjares en una época de crisis, como es la de la posguerra, porque yo nací en 1942. Describo tal como era el pueblo durante esa época, hasta que con 9 años que me metieron en el orfelinato, a raíz de la enfermedad y muerte de mi padre. Después continúo la trayectoria por cuatro colegios apostólicos, unos seminarios donde nos metían a las niñas para prepararnos para ser monjas, y explico cómo nos educaban y la formación que nos daban. Cuento también cómo y cuándo salí de estos centros y por qué no llegué a ser monja y culmino con mi emigración de Madrid a Cataluña, porque allí se había ido mi madre, los trabajos que desempeñé y el trato que recibíamos los emigrantes en Barcelona.

– ¿Cómo fue ese trato?

– ¡Malísimo! Si te valoran, te meten en su corazón y quieren que seas por narices catalana, y si no te valoran te miran de una manera súper despectiva. He tenido peleas descomunales. Hasta en el Parlamento Europeo en Estrasburgo, durante una visita de un grupo de mujeres andalucistas, tuve una trifulca con Heribert Barrera porque nos trataba a los andaluces como personas sin educación y sin principios a las que los catalanes habían tenido que soportar. Harta de ese tipo de comentarios, di un puñetazo en la mesa y dije ‘Hasta aquí hemos llegado’, porque si por algo Cataluña es grande hoy día es gracias a los emigrantes que nos estamos dejando la piel trabajando.

– ¿Ese carácter es lo que hizo que abandonara los colegios apostólicos?

– Fue una injusticia grande que cometieron, porque yo era una niña muy creyente y muy piadosa, tenía verdadera vocación, pero el error se debió a que mi madre se le ocurrió decirme en una carta que en Barcelona las enfermeras cobraban 3.000 pesetas y en el colegio, como leían todas las cartas, creyeron que cuando terminara el curso me iba a quedar en mi casa. Entre eso y una compañera que decía que yo tenía novio me echaron fuera. Me dijeron que las puertas estaban abiertas para mí, pero cuando quise volver no me admitieron, así que adiós.

– Volviendo a los orígenes, ¿cómo fueron esos años de infancia y de posguerra en Ogíjares?

– En La hija del lechero reflejo cómo pasábamos los niños la vida, el colegio al que íbamos, la educación que nos daban, lo que comíamos, la pobreza y falta de trabajo que había, la influencia de la iglesia en los fieles, que por ser pobres nos garantizaban el cielo.

¿Cómo recuerda el pueblo en esa época?

– Era un pueblo muy bonito, muy pobre, pero muy bonito, con muchos jardincitos con flores por todas las casas. La gente nos llevábamos bien, los niños jugábamos mucho… dentro del frío que teníamos, porque caían unos nevazos que nos llegaba la nieve hasta mitad de la pierna e íbamos incluso sin calcetines y chanclas de goma.

– ¿Cuál es su mejor recuerdo de esos años?

– Yo guardo unos recuerdos muy bonitos de toda mi infancia. Quizá el día de mi primera comunión y la ilusión de que mi padre, que era muy poco creyente y no quería ir a la iglesia, asistiera. Me pasó como a la niña de Al Sur, cuando miré hacia atrás vi a mi padre en el dintel de la puerta. Me dio mucha emoción

– ¿Y el peor?

-La enfermedad y la muerte de mi padre cuando yo tenía 8 años recién cumplidos. Quería a mi padre con toda mi alma, era un hombre con una ternura. Además, como era la pequeña de la familia, de los seis hermanos, pues todos me mimaban.

También recoge sus vivencias por otras ciudades. ¿Qué zonas vamos a descubrir en La hija del lechero?

– De Granada me trasladan a Lequeitio, en el Norte de Vizcaya, y el contraste es muy fuerte. La gente es más seria. ¡Hablaban en vasco y se decía la misa en vasco! Cosa que parecía impropia en un tiempo puramente franquista. Luego pasé a Sangüesa, en Navarra, y allí estuve bastante bien tres años. Me gustó bastante, un colegio muy amplio, precioso. De allí me mandaron a Madrid, al Cisne, un colegio muy estricto y severo, donde terminé el Bachillerato, y de allí a la Escuela de Enfermería en Carabanchel Bajo. Después, me fui a Cataluña con el último recibo de la escuela por pagar. En cuanto llego empiezo a trabajar como enfermera en Barcelona, pero no me dieron el título porque no me permitieron volver a examinarme y tuve que repetir curso en Barcelona. Entré en la clínica del doctor Puigvert, tuve una trifulca y me pasé a la clínica de Barraquer. Tuve otra contrariedad allí, porque en estos sitios tienes que cumplir las cosas que te mandan y, como yo no estoy hecha para que me manden, me puse a estudiar matrona. Estuve un año estudiando para matrona y trabajando.

¿Cómo ha cambiado Ogíjares? ¿Qué le llamó más la atención a su vuelta?

– Imagínate cuando he vuelto de nuevo a Ogíjares, que además he vuelto para meterme en activo en la política, peleando como una leona por el diseño urbanístico tan catastrófico que han hecho de mi pueblo, que lo han tirado por tierra. En cuanto a la gente, son más lo que han venido que los oriundos.

– Una vida intensa. ¿Cómo ha repercutido su historia a la Florinda que es hoy?

-Haciéndome una mujer fuerte, independiente, queriéndome mucho a mí misma y no importándome los comentarios de la gente. Ésta es la Florinda de hoy y casi la de siempre.

– ¿Qué le hizo lanzarse a escribir la novela?

– Es una inquietud que tenía desde hace tiempo, sobre todo para escribir la historia de mi separación, porque es fuerte y puede ayudar a muchas personas, pero como a mi pueblo lo tengo en mi corazón y lo he querido siempre muchísimo, decidí empezar por el principio, con la primera parte de la vida.

– ¿Habrá segunda parte entonces?

– Claro. Dos más. El siguiente será el de mi separación. Ya tengo algo escrito y el título será El niño del milagro. El tercer libro versará sobre mis años en la tercera edad y la vidorra que estoy pasando. No me he puesto fechas, porque estoy muy atareada: estudio Teología, soy catequista, colaboro en el Teléfono de la Esperanza y Cáritas. Espero que en verano, en mi terracilla, me pueda poner al atardecer y hasta que me duela la muñeca.

– ¿Qué espera de La hija del lechero?

– Lo he hecho porque creo que los mayores del pueblo que vivieron esa época les va a gustar poder reconocerse en el libro, y los jóvenes pueden imaginarse más o menos cómo Ogíjares en aquella época y comprenderlo mejor. Y la historia en sí tiene mucha importancia.

– ¿Dónde se va a poder adquirir?

– Por el momento, en el Corte Inglés, Librería Babel y las librerías del pueblo. Seguiré conversando con otras librerías que me ha pasado la editorial Osuna para venderlo allí también.

0 614
Premios narrativa infantil

Junto a la entrega de premios, la programación también incluyó un cuentacuentos y una visita de los alumnos de la Escuela Infantil Municipal

 

El Patronato de Cultura de Ogíjares y la Biblioteca Municipal María Lejárraga celebraron el Día del Libro con varias actividades dirigidas a fomentar la lectura y la creación literaria entre los más pequeños. Así, la programación comenzó el 22 de abril, con una visita matutina a la biblioteca de los alumnos de la Escuela Infantil Gloria Fuertes, seguida por la tarde de una sesión de cuentacuentos sobre el libro Bebé bigotes y manualidades relacionadas con la obra.

El colofón a la celebración tuvo lugar el 23 de abril, Día del Libro, con la entrega de premios del VI Concurso de Narrativa Infantil, en el que participaron los alumnos de 5º y 6º de Primaria de los colegios Ramón y Cajal, Francisco Ayala y Santa María del Llano. Durante el acto, al que acudió el alcalde de Ogíjares, Francisco Plata, y la concejal de Educación, Alejandra Olmedo, los menores ganadores leyeron sus cuentos premiados, con temas que abarcaban el reciclaje, la igualdad o la solidaridad.

En cuanto a los premiados, María García Rodríguez y su cuento Con amor se consigue todo, así como Lucía Rodríguez Guerrero y La niña de las botas rojas, fueron las ganadoras de 6º y 5º respectivamente del centro Santa María del Llano. En el CEIP Francisco Ayala, los cuentos galardonados fueron El monstruo de la basura, de Alba del Pino Rubiales (5º de Primaria) y Somos iguales, de Aitor García Bacigalupe (6º). Junto a ellos, Pobre Tierra, de Paula García Cirze (5º), y Este juego ya no es divertido, de Claudia Solana Valero (6º) resultaron las premiadas en el colegio Ramón y Cajal.